• 4523-0625
  • contacto@veterinarionestorfernandez.com
  • Avda de Los Incas 5133. Parque Chas
  • Medico veterinario Nestor Fernandez
Scrapino
Conociendo el comportamiento de tu cachorro

Test del Juguete animado de Quéinnec

Según Quéinecc, cuando un cachorro se enfrenta a un nuevo estímulo, puede reaccionar de tres maneras diferentes:

- Con curiosidad

- Con indiferencia

- Con rechazo

-Este test del juguete animado va a permitir evaluar, por un lado, el carácter del cachorro y por el otro, la organización de las relaciones hombre-perro. El cachorro estará situado en una habitación sin mobiliario, solo con el observador, el cual va a colocar un juguete animado en forma de perro y lo desplazará hacia el perro. Para el estudio de las relaciones hombre-perro, él o los propietarios, así como el observador, se colocarán formando media circunferencia, y dirigirán el juguete hacia uno de los propietarios.

Por su forma y por los ruidos emitidos, el cachorro va a identificar el juguete con un congénere; en este momento se evaluarán las reacciones del cachorro:

- El cachorro retrocede, ladra o no, olfatea bajo el rabo del juguete, todo ello con sus músculos en tensión y con un aire inquieto. Esta reacción se define como "normal".

- El cachorro emite ladridos vehementes de amenaza, parece ansioso; se considera como no apto para la vida en ciudad.

- El cachorro ataca al juguete, lo empuja, lo muerde; este individuo es sobre todo de tipo rebelde, e incluso peligroso. Hay que tener en cuenta que este comportamiento se convierte en normal en la segunda o tercera presentación: el perro asimila el juguete a un objeto irritante.

- El cachorro conserva una actitud calmada, sin dejar de mirar al juguete. Este cachorro será fácil de educar, pero poseerá cierta tendencia a la independencia.

- El cachorro se refugia detrás o debajo de la silla, parece sobre todo que tiene miedo, con una confianza limitada. Este tipo de comportamiento puede encontrarse en los cachorros que no han tenido experiencias tempranas.

- El cachorro huye, lo que se traduce en una gran ansiedad, pero también en una relación con el propietario más bien indulgente, laxista. El cachorro se convierte en un marginado, dispuesto a huir a la más mínima oportunidad.

- El cachorro se refugia al lado de uno de sus dos propietarios. Esta actitud se traduce en una verdadera jerarquía, muestra al líder en la pareja.

- El cachorro se refugia cerca del tercero (observador). Esto se traduce en una mala relación entre el cachorro y sus propietarios.

- Es posible proceder igualmente con toda una camada. Solo el dominante estable se aproxima al juguete. Si el test se realiza en presencia de la madre, todos los cachorros sumisos se refugiarán junto a ella. Los cachorros independientes tendrán tendencia a colocarse entre la madre y el juguete.

Dr. Néstor Fernández - Av. de los Incas 5133 Tel. 4523-0625